Victoria muy importante de cara a nuestras aspiraciones clasificatorias. Comienzo de partido, con unos primeros minutos de intercambio de canastas y unos flojos minutos finales del cuarto que permiten a los visitantes acabar con 3 puntos de ventaja. El segundo cuarto sigue con la misma tónica, pero en los últimos minutos mejoramos la intensidad y conseguimos remontar y colocarnos con ventaja al descanso, 29-23. No muy acertados pero sí intensos en defensa.

La reanudación es una prueba de fuego para nosotros ya que suele costarnos mucho entrar en el partido, pero en este caso ha sido todo lo contrario. No sólo mantenemos la ventaja sino que la incrementamos y con un parcial de 18-7 llegamos a una ventaja máxima de 17 puntos, que en ese momento nos permitía pensar no sólo en la victoria sino en remontar el average. Pero los pielaguenses no se rinden y con un par de triples consecutivos vuelven a meterse en el marcador. 12 arriba al final del cuarto y el partido parecía encarrilado. Pero la salida del último cuarto es muy floja, y otros dos triples en contra y un par de canastas más llevan al rival a acercarse a 4 puntos y hacer peligrar nuestra victoria, 52-48 y 5 minutos decisivos por jugar, un triple providencial de Rubén nos da un respiro, con 7 puntos arriba, el partido entra en un carrusel de tiros libres para ambos equipos, fruto de la mayor intensidad defensiva de ambos. Con poco acierto no conseguimos asegurar la victoria, pero con 5 arriba y poco más de un minuto, un robo de Pechero terminado en mate, nos da 7 puntos y casi el partido decidido. No obstante el rival no se rinde y a base de faltas nos hace ir continuamente a la línea de tiros libres donde José Puente está muy acertado (5/6) y nos hacemos con una victoria que nos hace seguir vivos en la clasificación.